El hilo que nos une

Vivarium es el título de la magnífica exposición que podemos disfrutar en el Real Jardín Botánico de Madrid de bordados de Francisca Artigues sobre dibujos de Miquel Barceló y que es “el hilo que nos une”.
Ser la madre de Miquel Barceló seguro que es un gran orgullo y bordar los dibujos que hace un artista de su talla te hace más grande. En esta exposición podemos ver los trabajos que durante décadas ha bordado Francisca Artigues, al principio sobre manchas de color, que hacia Miquel Barceló y luego sobre los dibujos de seres vivos que el mismo le Iba proporcionando. Bordados de uso diario ya fuese en cortinas, manteles o servilletas.
El trabajo artesano con una finalidad práctica o bella, como dice William Morris, ”no tengas en tu casa nada que no sea útil o bello”. Entre todos los trabajos deliciosos que se muestran en el Real Jardín Botánico , destaco el magnifico lienzo llamado Vivarium, una tela gigante plagada de bordados de seres vivos y utensilios domésticos que según cuenta,tardó mas de dos años en completar. Con estos trabajos madre e hijo establecieron una conexión única que les ha hecho estar mas unidos.

Homenaje a las mujeres que cosen, bordan y tejen

Gracias a esta inspiradora exposición, aprovecho el momento para hacer un debido homenaje a todas las mujeres que han cosido, bordado, zurcido, remendado y tejido tantos kilómetros de hilo  a lo  largo de la historia. Un trabajo asociado, principalmente, al mundo femenino y que no se ha sido puesto en valor durante las últimas  décadas.  Un trabajo unido estrechamente a la vida cotidiana.
Este es mi pequeño homenaje a todas las mujeres que han unido  a través de los hilos que han cosido, bordado, tejido o zurcido su vida con las de sus seres queridos. 
Todas las mujeres que durante décadas han cosido su vida laboral y personal con hilo cosidos, bordados o tejidos ya fuese para ser una ayuda en los ingresos domésticos. O para con su trabajo, sacar adelante hijos y familia. O como pasatiempo entre las mujeres de clase mas acomodada. En cualquier caso, toda una tradición trasmitida a través de los siglos de madres a hijas alrededor del mundo.

Homenaje a las personas que han influido en mi orientación artesana

Quiero homenajear a mis personas mas cercanas y que han influido en mi devoción por esta artesanía.
En primer lugar,  a mi abuela que me inculcó el amor por el tejido a mano a dos agujas desde muy pequeña y que me enseño a tejer con tan solo 7 años.
A mi madre, una gran artista de todas las habilidades posibles con el hilo, que tejía, bordaba y cosía todo tipo de prendas para nosotras, sus hijas, para la casa y para ayudar a los demás con prendas confeccionadas por ella.
Pepita, gran virtuosa de todo tipo de artes con el hilo y la aguja, incluyendo el frivolité, un minucioso trabajo imposible de emular por mi parte.
A Maria Teresa, que ha bordado de forma primorosa el logotipo de Hilandia con bonitas lanas de colores (podéis ver cómo se hizo en este enlace) y me ha enseñado muchos de los trabajos maravillosos que ha hecho a lo largo de su vida, ella ha hecho de su trabajo su vida, lo vive  y lo trasmite con cariño.Y a todas las mujeres que siguen manteniendo y trasmitiendo esta tradición para dar valor al trabajo hecho a mano.
Y a todas las mujeres que siguen manteniendo y trasmitiendo esta tradición para dar valor al trabajo hecho a mano. Muchas gracias por dar visibilidad a todo este trabajo anónimo, teniendo una embajadora tan importante como Francisca Artigues, la madre de Miquel Barceló, será   mucho mas fácil que se reconozca el valor que merece.