full

Hilar con lana es la creación del hilo desde el vellón de la oveja.

Este hilo que nace del vellón de la oveja y termina en bonitas prendas de vestir o de adorno.

full

Hilandia es tejer experiencias.

Tejer es entrelazar hilos para conseguir el tejido.

full

En Hilandia, queremos tejer experiencias.

Pídenos la prenda que te apetezca y la tejemos en el color que elijas.

Hilado y tejido a mano

Hilar es hacer el proceso de creación del hilo desde el vellón. Este hilo que nace del vellón de la oveja y termina en bonitas prendas de vestir que nos envuelven y acarician.
Tejer es el nuevo yoga, tejiendo a mano consigo crear y meditar.
Tejer no es solo crear prendas, es mucho más. Es tejer experiencias

Hilandia es tejer experiencias.
Tejer es entrelazar hilos para conseguir el tejido.
Previamente a conseguir el hilo del vellón, la lana de oveja necesita un tratamiento de la fibra. Tenemos que preparar la fibra para conseguir el hilo mas cálido y fino.

¿Qué es hilar?

 Hilar es una actividad artesana que consiste en trasformar varias fibras cortas en una hebra continua y consistente, que permite obtener un hilo, que se puede convertir, una vez entrelazado, en distintos tipos de tejido.
El hilado artesanal ofrece la oportunidad de aprovechar los recursos naturales de forma sostenible, además su realización tiene virtudes relajantes.

Un poco de historia sobre el hilado

Hilar con rueca es una actividad artesana, paso intermedio entre el primer hilado de fibras de animales o vegetales realizado con instrumentos rudimentarios. Los primeros vestigios nos llevan a pensar que el primer hilado se realizaba con los dedos. En el Neolítico se empezó a utilizar herramientas rudimentarias como un palo con un peso al que llamamos huso. Y el telar para entrelazar el hilo resultante del hilado.
El tejido surge de la necesidad de protegerse frente a las inclemencias del tiempo. Se comienza a hilar lino en verano y lana para el invierno
Hilar con rueca supone una evolución de las técnicas anteriores, en la que se retuerce la lana a la vez que se enrolla en el huso. Todo un avance que permita liberar las manos y darle mayor rapidez a la actividad artesanal. Esta máquina, tan sofisticada, en su momento, es la precursora de las máquinas que iniciaron la Revolución Industrial.

Representación del hilado en los cuentos y el arte
La bella durmiente es el cuento que tenemos en la memoria en el que vemos a la princesa Aurora hilando con rueca, y que al pincharse con el huso cae dormida. Una curiosidad, leyendo la versión “Sol, Luna y Talía “de Giambattista Basile, que plasmó la tradición oral del cuento, antes de las variantes de Perrault y los hermanos Grimm, La princesa se pincha con una astilla del lino que está hilando, no con el huso.

En la época medieval son muchas las representaciones de esta técnica de preparación de la fibra antes de tejerla. Pero es Velázquez el que inmortaliza el hilado en el famoso cuadro “Las Hilanderas” de 1644. En este cuadro se representa la leyenda de la Diosa Atenea y la virtuosa tejedora Aracné en la que la competición entre ambas para ver quien teje el tapiz más bonito. El resultado, un tapiz en el que Aracné inmortaliza los amores de Zeus, lleva a la furia a Atenea, que convierte a Aracné en una araña y la condena a tejer durante la eternidad.

Hilado a mano nos lleva a tejer experiencias de todo tipo, un poco de historia, un poco de arte, un poco de leyenda.

El viaje del abrigo de Mery Merina

A través del viaje del abrigo de “Mery Merina” en Hilandia, actividad artesana, queremos contar de una forma sencilla el proceso del tratamiento artesanal de la lana de oveja, desde el el inicio, cuando esquilamos el vellón a la oveja hasta que tenemos la prenda final.

Trabajamos con vellón de lana de oveja merina procedente de ovejas criadas en libertad en Ávila. Producto español genuino con toda la trazabilidad . Yo misma recojo, gracias a la generosidad del criador, el vellón en su propiedad. Una vez sorteado, es decir elegidas las mejores partes el vellón, estas se lavan a mano. No tengo que contaros que este trabajo es un tanto arduo y tedioso. Además hay que hacerlo con cuidado de no producir cambios bruscos de temperatura en el agua del lavado, para evitar que la lana se afieltre o apelmace .

Una vez limpio y seco el vellón, pasamos a “peinar” la lana, es decir se carda para alinear las fibras . La etimología de cardar viene de que en un principio la lana se peinaba con cardos para eliminar impurezas y alinear las fibras, ahora lo hacemos con unos peines con empuñadura de madera y con dientes de metal alineados en filas, esto es cardado manual. Con este proceso seguimos quitando las pequeñas impurezas que todavía pueden quedar en la lana. Este proceso ahueca las fibras lo que la hacen mas esponjosas y vaporosas para aumentar su capacidad calorífica. El calor que proporcionan las prendas de abrigo proviene del aire que queda atrapado en su interior.

En este momento ya tenemos la fibra lista para hilar, y en nuestro caso hilamos con rueca, una bonita rueca de la marca Ashford, que podemos llamar clásica, ya que tienes más de 30 años y sigue funcionando perfectamente. Es una máquina tan perfecta que este diseño fue la precursora, en su día,  de la Revolución Industrial.

El hilado es el proceso de hacer hilo procedente de la lana, en nuestro caso, así conseguimos un hilo continuo y fuerte para evitar que la fibra se rompa. El hilo se puede hacer tan grueso como queramos añadiendo varias hebras. Es posible hilar con cualquier fibra. Esto nos dará para otro articulo especifico sobre el tema.

Ya tenemos el hilo y podemos tejerlo directamente y elaborar las prendas que deseamos.

Existe la opción de teñir la lana antes de tejerla para obtener diferentes colores. Todo un mundo de tintes naturales nos esperan para sacar el color mas bonito a esta maravillosa fibra que es la lana de oveja merina española. Fibra rizada, corta y flexible que proporciona calidez y suavidad en las prendas de vestir.

Tejido a mano

Tejer, tejer, tejer esto es lo que hace Penélope.

hilandia-tejer-tejer

En la obra de Homero, La Odisea, donde se narra la guerra de Troya, durante 20 años, Penélope tejía de día un sudario para el funeral de su suegro, el rey Laertes, y para evitar tener que casarse con alguno de los pretendientes al trono de Ítaca, destejía de noche lo que había tejido de día.
Lo que pudiera parecer sumisión al esposo desaparecido, Ulises, que fue a luchar en la guerra de Troya, era la fuerza que le hizo tomar el mando del reino de Ítaca para no doblegarlo a los enemigos.
Me gusta este símil de tejer y destejer, algo que se parece mucho a la vida misma.

Porque tejo

No me comparo con la literatura de Penélope, pero si tejo y destejo como una actividad placentera y relajante.
Se trata de aquel dicho, “busca un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ningún día de tu vida”. Pues eso es lo que he hecho, dedicarme a tejer a mano.
Tejer es una actividad, relajante. Además, llega a ser adictiva.
Una amiga dice que es como meditar y en algunos casos puede incluso suplir esta actividad.

Tejido solidario

Parte de los trabajos que tejo, tienen como destino el tejido solidario. Algunos de los proyectos en los que he participado han sido muy gratificantes. 

Como compartir es parte del éxito, aquí os cuento algunos de los proyectos solidarios en los que he colaborado. 

En la campaña “Mares de Solidaridad” organizada por la Asociación IAIA, tejí una bonita manta de alpaca con círculos que asemejaban las burbujas azules y blancas que produce el mar con las olas. Tuve la satisfacción de exponer mi manta en el Museo del Traje de Madrid.

También para IAIA, asociación muy activa en tareas solidarias, tejimos una manta con forma de panal para la campaña “Salvemos a las abejas”. 

Para Red Madre, asociación que ayuda a futuras mamás con riesgo de exclusión he tejido unos bonitos conjuntos para los reciben nacidos. 

En Cáritas Santa María del Bosque, para contribuir a los mercadillos solidarios que se organizan de forma periódica, tejo para bebés para recaudar fondos. 

Hilandia Tejiendo mares de solidaridad
Contacto